Consejos para dormir bien por la noche y levantarse descansado.

Es septiembre, las temperaturas están bajando y las tardes están oscureciendo. Como todos sabemos, con la oscuridad viene el cansancio, y algunas noches nos acostamos temprano. Dormir bien durante la noche puede parecer un objetivo imposible, y puede afectar tanto la productividad como el equilibrio emocional.

Sin embargo, unos cuantos cambios sencillos en tu rutina diurna pueden marcar una gran diferencia.

1. Duerme en un horario regular

Acostarse a la misma hora todas las noches -incluso los fines de semana y otros días libres- y levantarse a la misma hora todos los días ayuda a establecer un reloj interno para dormir.

Dormir hasta el mediodía puede parecer tentador, pero sólo causará más problemas de sueño.

Pon una alarma a la hora de acostarse!

2. Haz ejercicio regularmente, pero no antes de acostarte

Incluir la actividad física en tu rutina diaria es estupendo, pero asegúrese de terminar de hacer ejercicio por lo menos dos o tres horas antes de acostarte.

hacer ejercicio

3. Evita el café y los cigarrillos

Recorta los alimentos y bebidas que contengan cafeína, como el café y el té negro, a media tarde. Y por supuesto, la nicotina, que también es un estimulante que puede afectar la calidad de su sueño.

4. No bebas alcohol por la noche

Beber alcohol antes de acostarse interrumpe el patrón de sueño y bloquea el sueño REM. También es probable que si bebes alcohol antes de acostarte, te despiertes fácilmente y tengas dificultad para volver a dormir.

En lugar de beber un vaso de vino por la noche, tome una taza caliente de manzanilla.

no bebas alcohol antes de ir a dormir

5. Cena ligero

Haz que la cena sea la comida más ligera del día o prueba el ayuno.

Terminar tu última comida unas horas antes de acostarte, te ayudará a dormir mejor y es bueno tanto para el cerebro como para la salud en general.

También ayudará a combatir la inflamación en el cuerpo. Hay muchos beneficios del ayuno y extender el ayuno nocturno de esta manera es probablemente la manera más fácil de comenzar.

6. Evita las siestas, especialmente por la tarde

Las siestas durante el día puede parecer tentadoras y a veces necesarias para pasar el día, pero también interrumpirán el ciclo del sueño.

7. Relájate antes de irte a la cama

Desarrolla un ritual relajante a la hora de acostarte: lee un libro o escucha música relajante. Encuentra lo que mejor te funcione.

Además, trata de evitar el uso del ordenador o el móvil.