Descripción

El gel de silicona con propiedades viscoelásticas similares a los tejidos subcutáneos reparte las presiones y absorbe la fricción, previniendo la aparición de ampollas. Ayuda a aliviar inmediatamente el dolor y permite continuar con la actividad deportiva.

Su aplicación antes de realizar ejercicio ayuda a mantener el rendimiento.

Permite una óptima libertad de movimiento: no se desliza ni se mueve gracias a su brazalete de contención metatarsiana. Tecnología ultra-fina de 1 mm de espesor y reutilizable, cada protector de silicona puede lavarse 4 ó 5 veces.

Óptima sujeción: el apósito externo fija perfectamente el protector de silicona durante la práctica deportiva, incluso en condiciones extremas. El adhesivo sin pegamento permite retirar el apósito con facilidad incluso en zonas con vello.

Modo de empleo

Utilizar de forma preventiva o cuando la ampolla ya se ha formado pero no ha reventado.
Utilizar siempre sobre piel limpia y seca, sacar el protector de la funda metalizada y retirar con cuidado el film protector que cubre la cara adhesiva, aplicar la cara adhesiva sobre la piel procurando que cubra bien la zona a proteger. Ejercer una leve presión sobre el protector para asegurar la adherencia, cubrir el protector con el adhesivo externo de sujeción para asegurarse de que no se mueve. Dejar 2 cm de adhesivo alrededor del protector.

Después de usarlo, retirar el adhesivo externo de sujeción y despegar con cuidado el protector.
Desechar el adhesivo externo y guardar el protector en el sobre previsto a este efecto, recogiéndolo en la funda metalizada hasta su próximo uso.

Composición

84% Silicona.
16% Poliamida/ Elastano.